El otoño y sus alimentos

El otoño y sus alimentos
El otoño y sus alimentos

Hace unas semanas, ya les intenté convencer de que el otoño no es tan fiero como lo pintan, ¿se acuerdan? Llegamos a la conclusión de que, si bien es cierto que es una época en la que generalmente nos sentimos más tristes por la vuelta a la rutina tras el periodo estival, los reequilibrios hormonales que sufrimos a causa del acortamiento de nuestra exposición al sol y el agotamiento después de hacer cumbre en la cuesta de septiembre, el otoño también es una temporada de regeneración, de recogimiento, de descanso, en el que debemos ocuparnos de la siembra.

Nuestra misión: cuidarnos por dentro y por fuera, en lo físico y en lo psicológico… ¡también en otoño!

Ese es el reto.

Como ya nos conocemos y hay confianza, he de confesarles que tengo algunos problemas de memoria y por eso he pensado que para repasar los productos típicos de esta temporada, mejor lo hacemos a través de “chascarrillos” que con suerte nos ayudarán a retener un poco más la información.

Para comenzar, ¡que les den calabazas!:

Son uno de mejores alimentos para mejorar nuestras defensas, gracias a la elevada cantidad de beta-caroteno que nuestro increíble cuerpo transforma en vitamina A para fortalecer nuestro sistema inmune. Así que ya saben: si están mocosos o tienen infección en bronquios, pulmones o garganta, este es su producto estrella. Toda la vida llorando cuando nos dan calabazas y ¡resulta que nos están haciendo un favor!

Por cierto: ¿saben de dónde viene esta expresión? Corrían los tiempos de Alejandro Magno cuando se le atribuyeron a esta fruta propiedades aniquiladoras de la lívido y alimento indispensable para combatir los escarceos amorosos. Pasaron los años y los monjes mantuvieron esta tradición, asegurando que comer sus pepitas ayudaba a cumplir el voto de castidad. En los años de Cervantes se usaba esta expresión para expresar el “desaire o no concesión a alguien lo que pide” y hace no tanto, en zonas rurales de Cataluña, se usaba la calabaza para largar por la puerta a los pretendientes foráneos que no recibían el beneplácito de la familia de la moza a la que pretendían. Ahí lo dejo.

Granada no es solo la tierra soñada:

Se van a enamorar de esta fruta en cuanto terminen de leer. Es uno de los mejores antioxidantes naturales que existen, tres veces más potente que el té verde. Rica en vitaminas A, B y C, en potasio, fibra, flavonoides, taninos y unos cuantos ácidos y “–enoles” de cuyo nombre no quiero acordarme. Buena para combatir la fiebre, los dolores de garganta e infecciones de oídos, para luchar contra el colesterol y mejorar la circulación sanguínea, no debemos desprendernos tampoco ni de su piel exterior ni de sus celdillas internas, porque en ellas se encuentra otro de sus maravillosos tesoros: altas cantidades de Omega 5.

Su cáliz inspiró el diseño de las coronas

Y no solo eso: es protagonista en el escudo de nuestra nación –único caso en todo el mundo-, símbolo de fertilidad desde los tiempos de los egipcios hasta nuestros días si viajamos a Oriente, uno de los bonsáis más apreciados por los japoneses, se torna rosa ante soluciones ácidas y verde ante soluciones básicas. ¿Increíble, no?

Adivina adivinanza…

“Tengo sombrero pero no tengo cabeza, tengo pie pero no tengo zapato, ¿quién soy?”

Nuestras invitadas son uno de los clásicos del otoño. Bajas en hidratos de carbono y grasas, y ricas en fibra, sales minerales, fósforo, potasio, hierro, sodio y oligoelementos, ayudan a nuestros tejidos, a nuestro sistema nervioso, a adelgazar y a combatir la anemia.

El ser vivo más antiguo del mundo tiene 2.800 años

No, les prometo que no es Jordi Hurtado. Este es vecino de Oregón, mide 890 hectáreas, vive bajo tierra y se llama Armillaria Ostoyae. ¿Han resuelto nuestra adivinanza ya? ¡Exacto! Es un hongo.

¡Toma castaña!

El otoño no sería lo mismo sin el inconfundible olor de las castañas asadas. Con 190 kcal por 100 gramos, ya sean cocidas, asadas o crudas, las castañas constituyen una importante fuente de fibra, hidratos de carbono, varias vitaminas del grupo B, potasio y hierro. Por ello son muy recomendables para estados de debilidad, agotamiento y para los deportistas.

Son conocidas como los pequeños panes de la Naturaleza.

Anda que no hay dichos castellanos relacionados con este fruto del otoño: “no me des la castaña”, “me caen 40 castañas”, “menudo castañazo”, “lo tumbó de una castaña”, “menuda castaña te agarraste el sábado”, ”me sacó las castañas del fuego”… ¿se les ocurre alguno más?

Las espinacas y la fortaleza de Popeye:

¿Se acuerdan de Popeye, verdad? El marinero mazado de la pipa en la boca. Pues el asunto de su fuerza y los botes de espinacas tiene su gracia, van a ver. Cuando terminó la segunda guerra mundial, había tantas personas con anemia en Estados Unidos que el gobierno buscó una solución llevando a cabo numerosos estudios sobre diferentes alimentos. En uno de ellos el pobre “escribano” olvidó poner una coma atribuyéndole a 100 gramos de espinacas 17 mg. de hierro, en lugar de los 1,7 que en realidad contienen. Como nadie detectó el error en aquel momento, Elzie Crisler Segar creó en enero de 1929 el famoso marinero que se ponía hecho un toro al comer espinacas.

Popeye nos enseñó la importancia de una coma

Con mucha agua, pocas grasas e hidratos de carbono y mucha fibra, vitaminas y sales minerales, las espinacas son un alimento muy saludable pero, si hablamos de hierro, que sepan que el cacao, sin ir más lejos, tiene 10 veces más contenido de hierro que las espinacas. ¿Cómo se les queda el cuerpo?

Legumbres: ¡que me gusta a mi un puchero!

Son ideales durante todo el año, pero especialmente para los rigores del otoño y para cualquier dieta, pero especialmente en las vegetarianas o veganas, dado su alto aporte de proteínas. Además, contienen hidratos de carbono, mucha fibra, vitaminas del grupo B, calcio, hierro, magnesio, fósforo y potasio. Son rejuvenecedores naturales, mejorando la salud de nuestra piel, pelo, uñas, músculos y tejidos nerviosos.

Cuando los convertimos en guisos, ayudan además a elevar la temperatura corporal y nos ayudan a manejar mejor los rigores del invierno. Solo una precaución: tengan cuidado si tienen elevado el ácido úrico y si conviven con amigos o pareja, ya me entienden.

¿Saben que fue el primer cultivo doméstico del hombre? Las tataratataratatarabuelas de nuestras legumbres se encontraron en Tailandia y datan de hace unos diez mil años.

Babilonia surgió gracias a las lentejas

Como así ha pasado posteriormente con el resto de grandes ciudades y civilizaciones nacidas gracias a la estabilización social. Las legumbres nos han acompañado a lo largo de toda la historia y han quitado mucha hambre. ¡Que se lo digan a los soldados de cualquier ejército del mundo!

¿Es un pájaro o una fruta? La Actinidia Deliciosa.

Nació en China, en las laderas del Himalaya, fruto de una planta trepadora que puede superar los nueve metros de altura. Allí no tuvo demasiado éxito y viajó a Inglaterra con similar resultado, hasta que en 1904 fue exportado a Nueva Zelanda como planta ornamental donde pronto dieron cuenta de sus frutos, gozando de tanto prestigio y aprecio que le otorgaron el nombre común del ave no voladora, emblema nacional, del mismo nombre: el kiwi.

El primo maorí que también es un ave pero no vuela

Con casi el doble de vitamina C que sus primos, naranjas y limones, es muy rico además en fibra y antioxidantes, por lo que retrasa el envejecimiento de los tejidos, refuerza el sistema inmunitario y ayuda a la recuperación de lesiones óseas y cartilaginosas, reduce el estrés y la retención de líquidos, combate el estreñimiento y la anemia, protege de los rayos solares y mejora la digestión y la circulación sanguínea.

Llega el Caqui… ¡Por todos los Santos!

Esta fruta es sin duda el perfecto abanderado del otoño. Su inconfundible sabor dulce lo hace portador de un elevado porcentaje de hidratos de carbono en relación a otras frutas – un 16%- pero también es muy rico en fibras, beta carotenos, vitaminas A, B y C y minerales como el potasio. Todo ello lo convierte en una fruta ideal para cuidar la piel, para combatir los kilos de más, el estreñimiento, el colesterol, la hipertensión, y está especialmente indicado para personas mayores, deportistas y mujeres embarazadas, dado su alto aporte energético.

De fruto divino a fruta de los muertos

Su nombre original era Diospyros que proviene del griego y significa “fruto divino.” Pero ¿saben ustedes que también recibe el nombre de “palosanto” porque su mejor momento de maduración es alrededor de la festividad de Todos los Santos? Así que el pobre bajó de los cielos para lidiar ya no solo con lo terrenal, sino con los muertos… Si son ustedes valencianos seguro que no les descubro nada. Allí llevan más de veinte años cultivándolo y superan cada año las 140.000 toneladas de producción, con más de doce millones de metros cuadrados dedicados a tal fin. Que se dice pronto.

Alimento de vencedores: el puerro.

¿Se han fijado alguna vez que el escudo de Gales está rodeado de puerros? Igual que nosotros tenemos una granada, ellos tienen puerros. Cuenta la leyenda que en la batalla de Heathfield, que enfrentó a galeses y sajones, el santo del lugar le dijo al rey de los galos:

“Pon un puerro en tu cabeza y vencerás”

Y así fue. Los galos ataron puerros a sus cascos para poder distinguirse de los invasores y vencieron. En honor a su santo y a esta astuta maniobra, hoy hay puerros en su heráldica.

Guerras aparte, el puerro es rico en agua, fibra, ácido fólico, carotenos y potasio. Ayuda a combatir infecciones e inflamaciones, es diurético, favorece el tránsito intestinal y la circulación sanguínea, y reduce el colesterol y los triglicéridos. ¿Han probado alguna vez a sustituir la cebolla de las ensaladas por esta hortaliza? Pues háganlo y me cuentan.

Y hasta aquí llega mi repaso vegetal, ¿qué les ha parecido? Recuerden que la madre tierra nos da lo que necesitamos en cada momento, así que háganle caso y consuman productos de otoño.

La base de un buen entrenamiento consiste en una buena alimentación. ¡Disfruten de las delicias del otoño!

 

Escrito por
Más entradas de Anytime Fitness

Sant Boi: nuevo territorio Anytime Fitness

El líder del fitness mundial inaugura hoy en el municipio barcelonés de...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *