Bajar peso es más fácil con estos 5 consejos

Bajar peso es más fácil con estos 5 consejos
Bajar peso es más fácil con estos 5 consejos

Después de tantos años no te voy a engañar ahora diciéndote que bajar peso es sencillo y que, con apretar un botón, el mismo para todo el mundo, el peso que quieras perder desaparecerá de tu cuerpo.
 
Uno de los factores principales para bajar peso es el cómo: no solo el cómo como… sino también el cómo voy a hacerlo, cómo voy a motivarme, cómo creo que voy a sentirme cuando lo consiga, cómo voy a mantenerme después en ese peso, cómo voy a buscar apoyos para conseguirlo con más facilidad, etc.
 
Como en todas las historias con final feliz, el planteamiento de la trama es lo más importante. Hoy voy a darte 5 consejos para que esta trama no se convierta en un drama o en la historia interminable:

     

  • Activa tu vida primero y después, actívala un poco más.

 

Si quieres bajar de peso, crear una rutina de ejercicio es bueno. Ahora, si pensar en el qué, por qué, para qué y cómo vas a hacerlo te impide comenzar, mejor ve a lo simple y comienza a moverte. Luego, poco a poco, comienza a moverte un poco más.

 

Por desgracia, nuestr@s chic@s aún no han encontrado la varita mágica para hacer que los kilos desaparezcan de tu cuerpo. Sin embargo, su experiencia, su apoyo, su conocimiento y el uso de la última tecnología en nuestros clubes, te ayudará en esta difícil pero satisfactoria tarea.

 

¿Puedes bajar peso sin apuntarte al gimnasio? Seguro; pero un programa de ejercicios equilibrado que incluya fuerza, cardio, resistencia y movilidad acelerará el proceso y, más allá de bajar peso, te ayudará a ponerte en forma.

 

Quiero decirte que te entiendo. Sé que es difícil moverse cuando pasas todo el día conduciendo, trabajando u ocupándote de los demás. Pero recuerda que cada paso que des, por pequeño que sea, te acercará un poco más a tu meta.

 

  • Come, duerme, y se feliz.

     
    Otra mala noticia: los abdominales no se crean únicamente con el trabajo en el gimnasio o en la cocina. La nutrición juega un papel importante, eso lo sabes. Pero también el sueño ¡y la alegría!
     
    Si hacer ejercicio te da mucha pereza cuando decides bajar peso, empieza con las otras tres piezas de la fórmula: come, duerme y ¡sé feliz! No hace falta hacerlo todo de golpe. Puedes incorporarte a un estilo de vida sano poco a poco.
     
    Estoy segura de que no comes tan mal como para tener que cambiar tu dieta por completo. Vamos a probar con unos sencillos cambios: comencemos por pensar en comer sano y adaptar las cosas que hay en tu nevera a esta nueva relación con la comida. Haz lo mismo con tu despensa. Por aquello de que “quien evita la ocasión, evita el peligro,” ya sabes 😉
     
    Dormir para bajar peso: el sueño tiene un efecto directo sobre el hambre y el azúcar en la sangre, que pueden afectar al tamaño de tu barriga. Intenta dormir entre 7 y 8 horas.
     
    Por último, encuentra el lado positivo de este viaje. Cuando llegues al gimnasio con alegría y ganas, no simplemente pensando que es “bueno”, disfrutarás mucho más el proceso. ¡Y bajar peso será un juego!

 

  • Elimina los debos y celebra los puedos.

     
    En serio, no hay “reglas perfectas” en fitness. Claro que tenemos entrenamientos específicos para metas específicas, pero cuando estés empezando, no te obsesiones. Ve al gimnasio, elige un equipo de cardio y pruébalo. Al día siguiente entra en una clase dirigida y al día siguiente en otra. O haz un entrenamiento en circuito. O mejor aún, prueba el entrenamiento funcional en grupo o el servicio de entrenamiento personal, si prefieres que alguien te diga lo que tienes que hacer.
     
    Prefiero que picotees hasta encontrar el entrenamiento que te gusta, antes que te sientas frustrado y aburrido y decidas abandonar tu objetivo de bajar peso.

 

  • Olvida el deber y despierta tu consciencia para descubrir el regalo.

     
    El secreto para bajar peso de manera sostenible es hacer del ejercicio un regalo, no una tarea. Para conseguirlo, tendrás que cambiar el enfoque de tu rutina: tienes que encontrar actividades de las que puedas tomar consciencia de su beneficio inmediato.
     
    Por ejemplo, si te gusta caminar y charlar con tus amigos, repítelo con más frecuencia. Invita a tus amigos a sumarse a tu movimiento y camina de forma consciente antes, durante y después para descubrir todo lo enriquecedor que hay en una cosa tan sencilla como salir a pasear. ¿Te da energía, ayuda a tu claridad mental, te hace sentir fuerte, te activa, hace que el tiempo de entrenamiento se pase más rápido? Cuantas más cosas buenas seas capaz de descubrir en tu análisis consciente, más probabilidades tendrás de continuar y ser feliz en tu camino.

 

  • Deshazte del juicio y respira en la conciencia.

     
    Aquí está mi último consejo, el más importante:
     

    si lo estas intentando, estás haciendo más que la mayoría de la gente.

     
    Siéntate a pensar esto un minuto.
     
    ¿Qué pasa si pierdes un día de entrenamiento? ¿Si te subes a la báscula y sientes que es imposible para ti bajar peso? ¿Si entras en un período de bajón en el que todo cuesta? ¿Si un día te levantas pensando que no eres capaz? Nada. A todos nos pasa. No abandones. No sigas ni creas a modelos o instagramers que aseguran conseguir cuerpos sanos sin hacer ningún tipo de ejercicio. No te dejes atraer por las famosas dietas milagro que dicen ayudarte a bajar peso en días o esas pastillas que venden cuerpos perfectos sin moverte del sofá.
     
    Lo más importante de bajar peso es lo que no ves; los mayores beneficios no tienen que ver con una talla más o una talla menos. Cambiar de estilo de vida y apostar por una vida sana es admirable. Y merece un enorme reconocimiento.
     

    ¡Enhorabuena por tu valiente decisión! Costará un poco, pero seguro merecerá la pena.

     
    Ganas cada vez que decides tomar una manzana en lugar de una bolsa de patatas fritas. Ganas cada vez que decides volver a casa andando en lugar de coger el autobús. Ganas cada vez que subes las escaleras andando en lugar de usar el ascensor; y ganas cada vez que decides irte a la cama temprano para descansar las horas que necesitas en lugar de quedarte tumbado viendo Netflix.
     
    Enfoca cada día como lo hace un científico con un experimento: observa, reflexiona, corrige y sigue adelante. Cada día te ofrece la oportunidad de intentarlo de nuevo y llegar un poquito más cerca de #TuMejorTú
     

    La única manera de fallar es si dejas de intentarlo.

     

    Yo sé que puedes… ¡A por ello!

Escrito por
Más entradas de Anytime Fitness

Anytime Fitness, líder nacional del fitness por segundo año consecutivo

La cadena será líder al cerrar el ejercicio con 50 clubes abiertos, casi...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *