Descanso activo como parte del entrenamiento

Descanso activo y calidad de vida
Descanso activo y calidad de vida

Escribir este artículo da un poco de miedo… porque nos gustan los extremos y no quiero que me entiendan mal. ¡A veces cualquier excusa es buena para no ir a entrenar! Pero es importante seguir derribando falsos mitos sobre el entrenamiento y que sepan que el descanso es una parte esencial de una vida activa saludable.
 
Les voy a dar una buena noticia: dejen de sentirse culpables si no van los siete días de la semana a entrenar porque están haciendo lo correcto. Ahora, si me dicen que ese tiempo lo van a emplear en estar tumbados en el sofá, les diré que entonces es más que incorrecto. Dejar uno o dos días de descanso a la semana para que el cuerpo pueda recuperarse no significa no hacer absolutamente nada. ¡Es hora de incorporar días de descanso activo a nuestro plan de entrenamiento!
¿Por qué es importante el descanso?
 
Cuando no le damos tiempo para recuperarse de los entrenamientos a nuestro cuerpo, corremos el riesgo de sobreentrenamiento. Los síntomas pueden ser muy variados e incluir dolor muscular extendido, un sistema inmunológico debilitado, mala calidad del sueño, una disminución en el rendimiento durante los entrenamientos, o peor aún, una lesión. Sin duda no es una buena opción.
 
La incorporación de días de descanso activo le dar a nuestro cuerpo el tiempo que necesita para repararse, recuperarse y crecer. Además, si establecemos un calendario determinado, le darán permiso a nuestra mente para tomar un respiro de nuestros entrenamientos, poder hacer otras actividades –como quedar con amigos, ir al cine, leer un libro, etc.- rompiendo así la rutina y cogiendo la siguiente sesión con más ganas.
 
¿Qué es el descanso activo?
 
Los días de descanso activo están destinados a ser ligeros y fáciles en comparación con los entrenamientos de alta exigencia de cardio. Por supuesto varían dado el nivel de experiencia que tengamos y el nivel de exigencia de nuestra rutina. El tiempo de descanso activo de alguien que acaba de empezar a entrenar debería ser diferente e incluso más extenso que el de alguien que lleva años entrenando y acude a entrenar cinco días a la semana. El objetivo es moverse lo suficiente como para incrementar un poco la actividad de nuestro corazón, facilitando el proceso de recuperación de nuestro cuerpo.
 
Optar por el descanso activo durante el descanso pasivo tiene otros beneficios como: elevar nuestro estado de ánimo, aumentar nuestros niveles de energía y ayudarnos a mantener nuestras metas nutricionales en los días activos.
 
¿Qué puedo hacer en los días de descanso activo?
 
¡Sencillo! Guardar Netflix para otro momento 😀

 

Se trata de mantener nuestro cuerpo en movimiento; hacerlo permanecer activo y lleno de energía.

Las siguientes ideas les ayudarán a sacar el máximo provecho de su tiempo fuera del club:
 

  • Destine una parte de tu sesión a realizar calentamientos dinámicos, ejercicios de movilidad, rotaciones y ejercicios de fortalecimiento del core.
  • Salga a dar un paseo por el parque, la montaña, la playa… lo que tenga más cerca o prefiera.
  • Pida a sus amigos que le acompañen en su apuesta de completar el entrenamiento en el gimnasio con otras actividades como la escalada en roca, kayak, senderismo, paddle o ¡jugar a los bolos!
  • Si tiene mascota, alargar sus paseos será la excusa perfecta y aportará un enorme beneficio a los dos, estrechando sus lazos afectivos.
  • Si tiene hijos, salir a jugar o correr con ellos también aportará calidad a sus vidas.
  • Prepare una ruta de montaña.
  • Juegue un partido de tenis, baloncesto, fútbol…
  • Salga a bailar por la noche con su pareja o amigos.
  • Si se sientes mal por no ir a entrenar, opte por un entrenamiento de menor intensidad, como trotar en la cinta, o entrenar en la elíptica, la bicicleta, las escaleras… Dirija su atención a la respiración, a la postura y a tomar conciencia de su entrenamiento en el presente.
  • Acuda a una clase de yoga, pilates o body-balance. Le ayudará a recuperar sus músculos y su mente.
  • Vaya a darse un masaje. Ayudará a sus músculos a recibir más sangre y oxígeno y a relajarse.

 
¿Cuánto tiempo debo “descansar”?

 

Como ya hemos dicho, los días de descanso activo y el nivel de actividad deben ser diferentes para cada persona, según el tiempo que lleve entrenando, el tipo de entrenamiento que haga, los objetivos que persiga y el plazo que se haya fijado para conseguirlos. Por lo general, para aquellas personas que siguen un programa de entrenamiento intenso diario, su día de descanso activo debería ser ligero. Si ha comenzado hace poco a entrenar y sus entrenamientos son entre ligeros y moderados, puede adoptar un enfoque más activo. El objetivo es completar entre 20 y 60 minutos de actividad en el día.
 

¡El descanso activo es esencial para todos los deportistas!

 
Elija una actividad que le mantenga motivado y en movimiento, que le haga feliz, que le ayude a aliviar el estrés, a relacionarse con otras personas y que le permita olvidarse un poco de contar series y repeticiones cada día. Dese permiso para dar un paso atrás y disfrutar de esta etapa de su vida que se llama fitness.

 

¡Su cuerpo y mente agradecerán este descanso!

Escrito por
Más entradas de Anytime Fitness

Aprender cada día: 5 razones para hacerlo

Algunas personas están naturalmente inclinadas a ser aprendices de por vida, por...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *