Dieta Ceto… ¿es para ti?

Dieta Ceto
Dieta Ceto

En general, se acepta que nuestros cuerpos son potentes quemadores de carbohidratos, que usan glucógeno almacenado en el hígado y los músculos como combustible para nuestras vidas, ¡y somos realmente buenos haciéndolo! Pero, ¿qué sucede cuando el consumo de carbohidratos es tan bajo que nuestros cuerpos recurren a la quema de grasa como combustible? Bueno, nuestro cerebro, que es bastante egoísta cuando se trata del uso de energía, entra en modo de inanición en ausencia de azúcar y depende del hígado para obtener de la grasa la energía que necesita para funcionar. Esta es la base de la dieta ceto.

 

La dieta cetogénica es más un estilo de vida que una de esas dietas de moda. Sus partidarios pueden tener un mejor rendimiento, una mejora en varios indicadores de salud -como los niveles de azúcar en sangre-, y tal vez incluso pérdida de peso. Pero, ¿por qué un cambio repentino y significativo en los hábitos alimentarios? ¿Es la dieta cetogénica realmente todo lo que se cree que es? ¡Aprendamos más sobre ella!

 

Ceto 101

 

Aunque parezca nuevo y moderno, la dieta cetogénica, también conocida como la dieta “ceto”, ha existido por muchos años. Se basa en seguir una dieta muy baja en carbohidratos y alta en grasas y proteínas. Puedes estar pensando, “esto suena bastante familiar” y así es. La dieta Atkins, introducida en la década de los 70, y la dieta cetogénica comparten muchos de sus principios: empujan al cuerpo a un estado de “cetosis”, es decir, a la descomposición de los cuerpos cetónicos (grasas) para obtener energía.

 

Cómo cambiar a una dieta Ceto

 

El cuerpo generalmente entra en un estado de cetosis a los pocos días de consumir una dieta muy baja en carbohidratos. ¿Qué se considera “muy bajo”? Según el Dr. Marcelo Campos, profesor de la Facultad de Medicina de Harvard y Profesor Asistente Clínico de la Escuela de Medicina TUFTS, de 20 a 50 gramos de consumo de carbohidratos por día, dependiendo de cada persona, puede producir cuerpos cetónicos y, por lo tanto, una ceto-dieta.

 

Beneficios de un estilo de vida cetogénico.

 

  • La dieta de ceto es recomendada por la Fundación Epilepsy para niños con convulsiones que no responden a los medicamentos. Los estudios han demostrado que más de la mitad de los niños que siguen una dieta cetogénica experimentan una reducción del 50% en las convulsiones, mientras que un pequeño porcentaje incluso se libran de los ataques.

 

  • Una dieta ceto puede inducir la pérdida de peso de forma más rápida y significativa que una dieta baja en grasas tradicional, ayudando a aquellos que tienen sobrepeso u obesidad. Según Antonio Paouli en la Revista Internacional de Investigación Ambiental y Salud Pública, “las dietas cetogénicas han demostrado ser efectivas, al menos a corto y medio plazo, como una herramienta para combatir la obesidad, la hiperlipidemia y algunos factores de riesgo cardiovascular”. Sin embargo, señala que si bien puede tener beneficios, la dieta ceto plantea cierta preocupación entre los médicos.

 

  • La dieta ceto puede ofrecer un mejor control del azúcar en sangre para las personas con diabetes tipo 2, en su mayoría atribuidas a la pérdida de peso significativa, pero también a un índice glucémico alto. Sin embargo, la dieta ceto no es segura para todas las personas con diabetes y, por lo tanto, se debe consultar a un médico antes de cambiar los hábitos alimenticios.

 

Riesgos potenciales

  • Los seguidores de la dieta ceto tienden a desarrollar mal aliento y sabor de boca dulce causado por la descomposición de los ácidos grasos. Este efecto secundario de ninguna manera pone en peligro la vida, solo es una advertencia a tener en cuenta en tus relaciones sociales.

 

  • Debido a que la dieta ceto se enfoca en una ingesta muy baja de macronutrientes -carbohidratos- algunos dietistas advierten que es relativamente sencillo que se produzcan ciertas deficiencias de nutrientes fundamentales si los seguidores de la dieta no tienen un gran conocimiento de los valores nutricionales, vitamínicos y minerales de los alimentos que incluyen en ella.

 

  • Mientras que la dieta ceto puede ser buena para perder peso y reducir la presión arterial a corto plazo, un análisis en el British Journal of Nutrition en 2013 que evalúa las dietas cetogénicas contra las dietas bajas en grasa para la pérdida de peso a largo plazo, encontró que estas dietas ceto también pueden aumentar el colesterol LDL. El Dr. Marcelo Campos cuestiona esta aseveración en una revisión sobre la dieta ceto en el blog de Harvard Health, diciendo que el predominio de grasas y proteínas sobre los carbohidratos puede alentar un mayor consumo de aceites menos saludables y carnes rojas, generalmente altas en grasas saturadas, que pueden conducir a potenciales complicaciones relacionadas con la salud del corazón.

 

  • La dieta ceto puede resultar en una pérdida de peso significativa o mejores parámetros de salud en algunas personas, sin embargo, todos somos diferentes y los efectos pueden variar de persona a persona. Además, debido a que esta dieta es muy baja en carbohidratos, esta dieta puede no ser sostenible para personas con una vida muy activa o deportistas de élite.

 

El futuro…

 

En general, se necesita más investigación sobre los efectos a largo plazo de la dieta ceto, especialmente en humanos adultos, ya que gran parte de la investigación actualmente disponible se basa en estudios en animales o niños con epilepsia.
 

Como te decimos siempre: escucha a tu cuerpo y ponte en manos de profesionales que puedan darte toda la información que necesitas porque la mejor dieta para ti es sin duda aquella que mejor encaja con tu organismo y estilo de vida y, por supuesto, aquella que puedes seguir.
 

Una dieta sana y equilibrada debe basarse en una amplia variedad de alimentos diferentes, ricos en nutrientes; es decir, que proporcionan una gran cantidad de nutrientes a cambio de pocas calorías.
 

Por último: recuerda que todas las comidas se pueden incorporar a una dieta saludable siempre que lo hagas con moderación y, si te has pasado un día, vengas a quemar a tu gimnasio las calorías extras.

 

¡Come sano, vive sano!

 

Nota: este artículo no está destinado a diagnosticar o tratar el sobrepeso o cualquier otra enfermedad. Por favor, consulte a su médico, informándole de su historial médico y si toma medicación, antes de realizar cambios drásticos en su dieta.

Escrito por
Más entradas de Anytime Fitness

Anytime Fitness saca músculo en Madrid

El líder del fitness mundial ultima la apertura de un nuevo club...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *