Más que dieta para un cuerpo 10

Mas que dieta para un cuerpo 10
Mas que dieta para un cuerpo 10

Lo más importante a la hora de mejorar nuestra calidad de vida, bajar de peso, desarrollar un cuerpo más tonificado y en definitiva, llevar una vida más saludable, es la reeducación y el cambio de hábitos: una dieta sana, equilibrada y el ejercicio físico, consiguen un beneficio en la salud a largo plazo. Además de preocuparnos por el lugar donde se detiene la aguja de nuestra báscula, también es importante hacerlo por el buen estado de nuestro organismo.

No hay una dieta general para todas las personas.

La dieta equilibrada para cada cual depende de aspectos genéticos, de la edad, del origen, del sexo, de la actividad diaria, del estado de salud, etc. Luego lo más importante es observarse y conocerse a uno mismo. “En caso de duda, consulte a su entrenador, médico o farmacéutico.”

Ahora se habla mucho de las intolerancias alimentarias y pueden ser de lo más variopintas. Hay intolerantes a la lactosa, al gluten, a los cereales… pero también los hay a los azúcares, a las fibras alimentarias, a las proteínas animales, etc. Claro ejemplo de lo que es bueno para usted, no tiene porqué serlo para mí, así que huyamos de las generalidades.

Si de verdad les preocupa su peso o sienten que su cuerpo no funciona correctamente con su actual estilo de vida, mi consejo es que se pongan en manos de expertos y se dejen de visitas a los herbolarios online y suplementos nutricionales de dudosa eficacia y procedencia. Hablen con su médico, con los entrenadores de su club más cercano, y verán como sus consejos tienen mucho más argumento que los milagros estacionales tan fáciles de encontrar en esta época del año. Aunque solo sea porque durante muchos años han dedicado su tiempo, cuerpo y alma a estudiar cómo conseguir el bienestar de su cuerpo.

Hagan de su salud en un estilo de vida, no una moda de verano.

Tan solo como apunte, hay algunos parámetros generales que podríamos tener en cuenta para ir orientando nuestra alimentación en la dirección correcta. Un adulto medio, con una actividad física media, necesitaría ingerir aproximadamente de 1.600 a 1.800 kcal. Si consume menos puede haber deficiencias de proteínas, vitaminas o minerales que a la larga pueden causar problemas médicos y una más rápida recuperación del peso perdido: las dietas excesivamente bajas en calorías hacen perder proteínas musculares y bajan tanto la tasa metabólica que se produce el efecto rebote del que antes hablábamos.

El aporte equilibrado de nutrientes es muy importante para poder perder peso de forma sana y éstos han de estar repartidos entre los distintos grupos alimentarios. Se necesita un mínimo de hidratos de carbono diarios para el funcionamiento correcto del sistema nervioso (cerebro, nervios) y para el funcionamiento correcto del corazón y de las células sanguíneas (glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas). Dicen los expertos que aproximadamente entre el 40 y 50 % de las calorías de una dieta equilibrada, para alguien que tenga una vida moderadamente activa, deben ser aportadas por los hidratos de carbono: cereales, arroces, pastas, legumbres, azúcares… Después de toda la mala fama que tienen, resulta que deberían ocupar casi la mitad de nuestro menú diario… Pobres.

El otro gran grupo conocido es el de las proteínas, cuya ingesta debería suponer entre un 10 y un 20 % de las calorías de la dieta. Los alimentos más ricos en proteínas son la carne, el pescado, los huevos, el queso curado y los frutos secos.

Pero… ¿Y dónde nos hemos dejado el otro 30-40%? Pues en esos demonios que erradicamos cuando comenzamos una dieta: las grasas. Evidentemente es el nutriente que más hay que restringir a la hora de seguir una dieta para perder peso, pero sin pasarnos. Hay muchos tipos de grasas, y muchas de ellas son muy útiles para nuestro organismo: nos protegen del frío, aportan energía, ayudan a transportar y absorber las vitaminas liposolubles (A, D, E, K) y a incorporar los ácidos grasos esenciales que no producimos. Jugar con los niveles de vitaminas como la D, encargada de regular el paso del calcio a los huesos, el sistema inmune y la actividad antitumoral, no es ninguna tontería, oigan. Así que no me sean “kamikazes” y dejen hueco en sus dietas para grasas sanas, provenientes de semillas, pescados, frutas y verduras.

Y por último y para terminar, recordarles que en todo momento del año, han de practicar cualquier “GYM”, excepto el que termina en tonic, ¡que nos conocemos!

¡Feliz verano!

Autora: Natalia López-Maroto
DIRCOM Anytime Fitness Iberia

Escrito por
Más entradas de Anytime Fitness

Anytime Fitness, líder nacional del fitness por segundo año consecutivo

La cadena será líder al cerrar el ejercicio con 50 clubes abiertos, casi...
Leer más

3 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *