Paleodieta… ¿La nueva tendencia?

Paleodieta, una moda muy antigua
Paleodieta, una moda muy antigua

Si señores, ¿suena a ironía verdad? Hablar de la paleodieta es hablar de una moda o tendencia basada en una dieta propia de hace millones de años.

 

¿En qué se basa la paleodieta? Deberíamos remontarnos al paleolítico, es decir, hace alrededor de 3 millones de años. En aquel momento el hombre y la mujer se alimentaban de lo que cazaban y comenzaban a criar o recolectar: carne, pescado, huevos, frutas y verduras (y algún fruto seco). Los seguidores de la paleodieta 🙂 por aquél entonces no tomaban cereales, legumbres, ni lácteos, ni mucho menos productos procesados o refinados.

 

La paleodieta está de moda por la propaganda que se le ha hecho basándose en que “el hombre del paleolítico disponía de mejor salud, estaba más ágil y con menos evidencia de sobrepeso.” Si el hombre del paleolítico sobrevivió gozando de salud alimentándose de una dieta menos variada que la nuestra… ¿por qué no apartamos estos “nuevos” alimentos de nuestra dieta actual? Seguramente volveríamos a ser esbeltos, delgados, ágiles… ¿no?

 

¿Y por qué la paleodieta también está de moda entre los deportistas? Pues podría deberse por un lado a ser un patrón dietético hiperproteico. La base de esta dieta se sustenta en carne, pescado y huevos. Todos ellos alimentos con un claro perfil rico en proteína, donde además no tenemos límite de ingesta. Podemos comer tanta carne como queramos (sobre todo roja).

 

Obviamente si restringimos los cereales y los lácteos, disminuimos drásticamente las calorías de nuestra dieta. De aquí que podamos experimentar una disminución de peso más rápida. Pero, ¿esto mejoraría la calidad de vida y/o salud del hombre? La verdad es que no. La ingesta de carnes rojas en grandes cantidades está directamente relacionada con el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, así como alteraciones renales.

 

Quizá deberíamos relacionar  la buena salud y físico del hombre y la mujer del paleolítico no tanto a un alto consumo de proteínas de su paleodieta, sino al bajo consumo de azúcar, sal y grasas en contraposición a la dieta típica del siglo XXI.

 

Y por supuesto a la alta actividad física que se veían obligados a mantener. Hoy en día cada vez está más extendido el sedentarismo entre la población. Sin embargo, en esa época, debido a su forma de vida, se trasladaban continuamente en busca de alimento o mejores condiciones climáticas, corrían, cazaban… para sobrevivir. Una forma de vida muy distinta a la actual, en la que vivimos pegados a un sofá, coche o cama.

 

En resumen, que esta dieta no era “la panacea” ya que como he mencionado anteriormente se trataba de una dieta bastante desequilibrada a nivel de macronutrientes, demasiado rica en proteína animal y baja en fibra.

 

En este momento disponemos de pocos estudios, y además todos ellos a corto plazo, asi que podríamos decir que la paleodieta es otra de esas dietas que aparecen y desaparecen, otra moda más, como ya lo han sido otras dietas anteriormente…

 

Desde aquí os animo a seguir basándoos en un patrón dietético equilibrado donde dejemos paso tanto a alimentos de origen animal como vegetal (legumbres), alimentos ricos en fibra (incluidos cereales) y enriquezcamos nuestra dieta en vitaminas y minerales. De igual modo, reduzcamos al máximo los azúcares refinados y la ingesta de sodio. Y por supuesto… PRACTIQUEMOS ACTIVIDAD FÍSICA DE FORMA REGULAR.

 

No hay milagros que valgan… “si no reunimos todas las piezas, no acabaremos el puzzle”.

 

Autora: Mati Navarro
Dietista y Nutricionista de Anytime Fitness Reus

Escrito por
Más entradas de Anytime Fitness

El nuevo concepto AF se presenta en Barcelona

Tras superar hace unas semanas los 4.000 clubes operativos, el líder mundial...
Leer más

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *