¿Por qué nos cuesta tanto ir al gimnasio? – claves para adquirir hábitos: planificación

La importancia de la planificación
Carlos Toni, Psicólogo y Socio de Anytime Fitness Madrid Lagasca, responde a la pregunta ¿Por qué me cuesta tanto ir al gimnasio? En este segundo vídeo, de una serie de 5, nos habla sobre la importancia de la planificación

Seguimos con nuestros elementos clave para facilitar la adquisición del hábito de ir al gimnasio. Si en la anterior entrada hablábamos de hacer sencillo ir al gimnasio, porque el ejercicio físico, sobre todo al principio puede ser complicado y difícil, el segundo criterio, y en mi opinión, el más importante, es la planificación.

Aquí se encuentra la clave del éxito. Y es que planificar cumple muchas funciones a la hora de adquirir un hábito. Está claro, como hemos visto, que no se adquiere un hábito sin repetición, y el éxito de la repetición está en la planificación.

Trata de acudir con cierta frecuencia al gimnasio.

Te lo explico detenidamente en este vídeo:

La importancia de la planificación
Carlos Toni sobre la importancia de la planificación

Hazlo gradualmente, puedes empezar al principio, dos veces por semana (resulta interesante para el fin que buscamos, que sea los mismos días y a la misma hora; te ayudará a buscar un hueco de tu tiempo y a reservarlo para esto en el futuro), y ve progresivamente aumentándolo hasta que vayas alcanzando tus objetivos.

Esto es acumulable a lo anterior, así que póntelo fácil y si madrugar para ir al trabajo te supone un verdadero esfuerzo, no planifiques tu visita al gimnasio antes de entrar al trabajo (aunque en todos los vídeos motivacionales, los mejores empresarios del mundo se levanten a las 5 am para correr 10 km, también vale por la tarde). Y al contrario, si por la tarde sueles tener planes o tu hora de salida del trabajo sólo la conoce tu jefe, busca un hueco por la mañana o acuerda con tu empresa un tiempo a medio día que te permita desconectar y aguantar hasta el final de la jornada.

Hay que tener en cuenta que introducir una nueva actividad en nuestras rutinas suele traer como consecuencia una serie de efectos colaterales. Uno de estos efectos del ejercicio es la salud y el sentirnos mejor con nosotros mismos (¡ese es el objetivo!) pero puesto que normalmente las personas tenemos el tiempo ocupado, y no pasamos 2 horas al día quietos sin hacer nada, ir al gimnasio puede suponer eliminar otras cosas (un día menos de cañas con los amigos, media hora menos de sueño, u otras).

La planificación te ayudará a organizar tu tiempo de manera más eficaz para no tener que decir que no a otros aspectos importantes de tu vida.

Por último, es interesante planificar del mismo modo lo que vas a hacer en el gimnasio en cada sesión. Esto supone que vas a aprovechar el tiempo más eficazmente y además, al cumplir con lo planificado experimentarás una sensación de triunfo y un refuerzo de tu visita, que, de otro modo podría pasar desapercibida. ¡Atención! Para hacer rutina no hace falta innovar cada día, puedes repetir los mismos ejercicios durante un tiempo cada día o crear días tipo (centrado en un tipo de cardio específico, o un grupo muscular concreto).

Y además, al establecer un horario fijo para el gimnasio, podrás tener un registro de cuándo has ido y cuándo no, y te resultará menos creíble el ya clásico autoengaño (¡que todos hacemos!)

Puedes ver el artículo anterior de esta serie aquí.

Artículo escrito por: Carlos Toni – Psicólogo y socio de Anytime Fitness Madrid Lagasca
Entrevista: Cecibell Cáceres – Club Manager AF Lagasca
Teléfono: +34 636 07 83 06
e-mail: carlos.toni.r@gmail.com

Escrito por
Más entradas de Anytime Fitness

Aprender cada día: 5 razones para hacerlo

Algunas personas están naturalmente inclinadas a ser aprendices de por vida, por...
Leer más

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *