Sostenibilidad en verano

Sostenibilidad en verano
Sostenibilidad en verano

En este blog hablamos sobre consejos de dieta, de salud, de bienestar físico y mental, de nuestros proyectos, de lo mucho que crece nuestra familia y de nuestros valores. Uno de ellos es hacer a las personas más felices para construir entre todos un mundo mejor. Es por eso que “me voy a permitir el lujo” de hablarles hoy de sostenibilidad.

 

A tan solo unos días del mes titular del verano por excelencia, algunos ya tienen casi la maleta hecha. Desvelado ha quedado ya cuál va a ser el hit de este verano que escucharemos en toda fiesta que se precie y las respuestas a las grandes preguntas de la humanidad: “¿con quién dejamos al perro?, ¿nos llevamos al periquito? o ¿quién le dice a la suegra que no viene?” ya han sido reveladas.

 

Sin perder más tiempo -que hay que preparar la maleta o ir a renovar el pasaporte fingiendo que nos lo han robado porque no nos hemos acordado de pedir cita hasta ahora-, vayamos directamente al grano: encuentren a continuación algunos consejos en pro de la sostenibilidad para conseguir ahorrar unos eurillos, reducir su huella climática durante estos meses posteriores al solsticio y mejorar su relación con la vida y con esta época tan amada por unos y odiada por otros. Se quejen o no se quejen del calor, nos quedan aún unos meses.

 

Sostenibilidad y ahorro energético:

 

Eviten el calor y pónganse frescos: el verano es para desnudarse.
 

Les pido un favor: no me sean de esos que ponen la calefacción en invierno para estar por casa en tirantes, rozando la lipotimia, y en verano el aire acondicionado como si tuvieran a los pingüinos de Madagascar viviendo en su pasillo. Si siguen este consejo, podrán sentirse orgullosos de hacer un uso adecuado de la energía y, además, con lo que ahorren, igual les da hasta para vivir El sueño de una noche de verano o El verano de sus vidas, como prefieran.
 

La temperatura media en casa debería oscilar entre los 20 grados en invierno y los 25 en verano, grado arriba o grado abajo.

 

¿Para qué llevan todo el año entrenando duro en Anytime Fitness? ¡Pues para enseñar el cuerpo que han conseguido después de tanto esfuerzo! Ahora es el momento: menos ropa es sinónimo de menos calor, así que ya saben… reconcíliense con el espejo y sean un poco más benevolentes con la percepción que tienen de sí mismos.

 

Si deciden llevar ropa, que sea cómoda y ligera:

 

Mejor si son de fibras naturales y colores claros, especialmente durante el día. Y recuerden esa frase tan acertada de “la arruga es bella.” No se me maten a planchar tres horas los pantalones de lino para dejarlos perfectos porque entonces no alcanzamos nuestro objetivo de aumentar nuestra sostenibilidad vital.
 

Laven la ropa centrifugando a menos revoluciones que en invierno y tómense un poco de tiempo para colgarla a secar estirada. Verán que el uso de la plancha puede ser cosa del pasado. Se lo digo por experiencia 🙂

 

El viento es mucho más que aire en movimiento:
 

Esto depende del consumo energético de ambos equipos, claro está, pero de media los ventiladores gastan un 90% menos que los equipos de aire acondicionado. Y si ya consiguen hacer circular el aire dentro de su vivienda de forma natural, les doy un diez.

 
Abran las ventanas de babor y estribor en las horas frescas del día –especialmente por la noche- y cierren persianas, ventanas y escotillas a cal y canto durante las horas de mucho calor. Bajen toldos y apaguen las velas a sus santos, que también tienen derecho a tomarse unas vacaciones, aunque sea dos o tres meses al año.

 

Sostenibilidad y Naturaleza:

 

Visiten a la madre Naturaleza:
 

Digo esto con el corazón en un puño… Menos mal que nos conocemos y yo sé que ustedes no son de esos que se van en plan dominguero a la playa o la montaña los fines de semana cargando nevera, comida y cervezas, haciendo más ruido que un regimiento. Menos mal que nos conocemos y yo sé que ustedes no son de esos que dejan los sitios donde van llenos de basura, colillas y residuos orgánicos para “contribuir a la alimentación de la tierra.” Menos mal que nos conocemos y ustedes no son de esos que con música a todo trapo, gritos, cantos y lamentos, desplazan a las poblaciones de animales que nos prestan su hábitat para que nosotros también lo disfrutemos.
 

¿Verdad que nos conocemos?

 

Ecoturismo: la alternativa a los destinos de sol y playa de toda la vida.

 

Esta es una forma de hacer turismo especialmente preocupada por el uso y disfrute de la Naturaleza y el respeto al medio ambiente de forma sostenible. Cada día son más las empresas que adaptan su oferta a una demanda cada vez mayor: desde casas rurales a agencias de viaje, pasando por medios de transporte compartidos y proyectos fundacionales de conservación de zonas protegidas. Un tipo de turismo para disfrutar en soledad o en familia, con opciones para todos los gustos, en especial para aquellos que desean un “aporte adicional” para su experiencia vacacional. ¿Lo han probado alguna vez?

 

En invierno tuve un perro. En verano… pasa palabra.
 

Otro ataque directo a este pobre corazón mío. Me duele el alma al hablar de esto.
 

¿Saben que en España se abandona un perro o gato cada 16 minutos? Sí, sí, han leído bien. En este país que tanto amamos, haciendo media entre los 365 días del año, cada 16 minutos nos sobra un corazón en nuestras vidas. Especialmente en verano cuando, como la chaqueta, “causan tanto inconveniente.”
 

Mi parte optimista me hace ser agradecida, porque gracias a entes –me niego a llamarles personas- de esa calaña, hay personas –ahora sí- que encontramos la más bella compañía que colma de felicidad nuestras vidas, 365 días al año, 24 horas al día, sin descanso.
 

Vamos a jugar a un juego. Vamos a hacer como esta “buena gente” cuando les preguntan dónde está el perro o el gato que compraron como regalo de Navidades; vamos a jugar al pasapalabra.
 

Hay que ser … (comenzando por h, expresión castiza compuesta de tres palabras que designa a aquel, descendiente de las profesionales de la actividad económica más antigua atribuida a raza humana) para dejar a un animal abandonado, tirado en la calle como un mueble viejo, porque nos vamos de vacaciones. Un ser vivo con necesidades básicas, como nutrirse e hidratarse, pero también afectivas, gracias a nuestra decisión neolítica de domesticarlos.
 

Hay que ser (comenzando por c, superlativo del nombre que recibe el macho de la cabra) para exponer una vida y jugar con ella a gusto, conveniencia y antojo.
 

Hay que ser … (comenzando por d, individuo carente de gracia) para tener un corazón tan vacío, capaz de hacer algo semejante a cualquier ser viviente, sea de la especie que sea.
 

Pero nosotros no. Nosotros no hacemos eso, ¿verdad? Los socios de Anytime Fitness somos gente preocupada por la sostenibilidad, el respeto a los demás y a nuestro entorno.

 

¿Verdad que nos conocemos?

 

Sobre sostenibilidad, pero esta vez la emocional:

 

Dicen que el verano es época de crisis sentimentales y que en los meses que le siguen el número de divorcios se multiplican. ¿Por qué será? Pues porque es tiempo de convivencia, de pasar todo el día juntos, de roces… y miren que a veces se hacen molestos los roces durante el verano, ¡con el calor que hace! “Pepe echa pa´llá
 

Me despido con un verso sobre sostenibilidad emocional, a ver si como a mí les inspira:

Amen, perdonen, no critiquen,
pónganse en el lugar del otro, empaticen.
Aprendan, comprendan y tranquilicen;
por encima de todo, no martiricen.

Sean tolerantes y cuiden sus emociones,
no entren al trapo con los calores.
Haya fútbol, olimpiadas o elecciones,
enfríen cuanto puedan sus pasiones.

 

Hasta la próxima semana… ¡Sean buenos!

 

Autora: Natalia López-Maroto
DIRCOM Anytime Fitness Iberia

Escrito por
Más entradas de Anytime Fitness

Yoga para aumentar tu rendimiento

Actualmente ya sabemos que el yoga está de moda y es vox...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *