Cenas saludables: trucos para comer rico y sano

cenas saludables

Ideas de cenas saludables

Si te has fijado como objetivo incluir en tus menús diarios cenas saludables, queremos darte la enhorabuena por esta muy buena resolución y ayudarte a cumplir tu propósito. Acompáñanos en la lectura de este texto y descubre con qué alimentos de temporada puedes cuidar tu salud y la de los tuyos, sobre todo ahora que llega el frío y con él el riesgo de pillar algún que otro catarro que pueda afectar a tu/vuestro sistema inmunológico. ¿List@? Vamos allá.

 

Piensa en todas las frutas y verduras de temporada que tienes al alcance de la mano y con las que podrás preparar cenas saludables, cargadas de nutrientes, energéticas, ricas y en absoluto caras. Frutas y verduras con las que podrás elaborar cremas calentitas y sabrosas o ensaladas cargadas de antioxidantes, que te darán el aporte vitamínico y la cantidad de agua y fibra que necesitas para pasar el otoño y preparar el cuerpo de cara a la Navidad.

 

Ingredientes de temporada

Si estás haciendo la lista mental de cuáles son esas frutas y verduras de temporada, permítenos que te echemos una mano para que te sea más fácil planificar esas cenas saludables con las que quieres llenar tu mesa. Toma lápiz y papel o abre la pantalla de notas de tu teléfono o Tablet. ¿Preparad@? Allá vamos.

 

Si quieres preparar cenas saludables a base de verduras, ten en cuenta que el otoño es un momento perfecto para comprar y preparar alcachofas. ¿Por qué? Porque ahora las hay por doquier, porque son ricas en proteínas y pobres en grasas, porque cuentan con propiedades diuréticas y porque ayudan a controlar las afecciones en la piel propias de esta época tras la exposición que hemos tenido al sol durante el verano.

 

Verduras propias del otoño

En la planificación de tus cenas saludables también te aconsejemos dejar hueco a los pimientos, a los boniatos y a las zanahorias. Si los primeros son ricos en vitamina A, C y flavonoides, los segundos también los son en minerales como el potasio y el hierro. Las terceras, por su parte, al igual que las acelgas y las espinacas favorecen la eliminación de desechos, disminuyendo así las impurezas que tienden a acumularse en la piel.

 

¿Quieres más? Hay más. Tu apuesta por las cenas saludables también te puede encaminar al consumo de setas (ricas en hierro, zinc y vitamina A), calabazas (ricas en fibra y betacaroteno), berenjenas (diuréticas y digestivas) o brócoli (rico en proteínas, calcio y vitaminas A y C, y bajo en grasa y azúcares).

 

Cremas, ensaladas, al horno, a la plancha…

Dale a tu imaginación y prepara cenas saludables a base de cremas calientes hechas con estos ingredientes, o usa el horno o la plancha para hacerlas en cachitos y comer rico y sano sin necesidad de invertir mucho tiempo en la cocina ni dinero de tu bolsillo.

 

Y si lo tuyo son las frutas, entonces estás de enhorabuena porque las de otoño son ideales para comer a cualquier hora del día y, por tanto, también por la noche, para que con ellas puedas hacerte cenas saludables.

 

La riqueza de las frutas de otoño

Cenas saludables que pueden traducirse, por ejemplo, en una buena ensalada de frutas o en la ingesta de varias piezas de naranja, manzana, clementina, pera, kiwi, uva, higo, aguacate o castaña. Todas ellas son diuréticas por lo que te ayudarán a eliminar las impurezas que puedan acumularse en tu piel y mantener a raya tu peso.

 

Recuerda que las peras son ricas en vitaminas C y A, que las manzanas lo son en la C y la E -además de contener flavonoides con propiedades antioxidantes que te ayudarán a tener un buen tránsito intestinal-. No olvides que si incluyes en tus cenas saludables los cítricos -como las mandarinas o las naranjas– estarás dando a tu cuerpo un buen aporte de antioxidantes que neutralizan los radicales libres y protegen las células del envejecimiento.

 

Mantén a raya los resfriados

¿Y qué decirte del kiwi y de los aguacates que tú no sepas? Pues que los primeros con ricos en vitamina C y perfectos aliados en la prevención de resfriados, y los segundos lo son en ácidos grasos esenciales y de fácil digestión.

 

Ten en cuenta que en todas tus cenas saludables también puede haber espacio para las uvas, los higos y las castañas. Y respecto a estas últimas, además de asadas piensa en la opción de cocerlas y ponerlas como acompañante de cualquier plato.

 

Alimentación y deporte: el tándem perfecto

Ahora que ya tienes un buen puñado de ingredientes para preparar cenas saludables, confiamos en que tu propósito sea una realidad desde hoy mismo. Recuerda que para cuidar tu salud no sólo necesitas una alimentación equilibrada y sana, sino la práctica del ejercicio físico.

 

En Anytime Fitness abrimos nuestras puertas todos los días del año y estamos siempre dispuestos a guiarte y ayudarte para que consigas tus objetivos fitness, una buena salud y bienestar y una excelente calidad de vida. Ven a entrenar con nosotros, si aún no lo estás haciendo y déjanos ayudarte a alcanzar #TuMejorTu