Deporte en Navidad: un tándem perfecto

Deporte en Navidad, un tándem perfecto
Deporte en Navidad, un tándem perfecto

Si en Navidad vas a coger algunos días de vacaciones y los vas a aprovechar para viajar, visitar a familiares o amigos o recibir a gente en tu casa, es más que probable que el tiempo que le dedicas al fitness se vea limitado. Si es así, que no cunda el pánico. Hacer deporte en Navidad es difícil, cierto, pero no imposible. ¿Quieres saber cómo organizarte para que el fitness y los días de descanso no estén reñidos? Te lo contamos.

 

Si en las próximas semanas, coincidiendo con las navidades, vas a coger unos días libres y no quieres que tu rutina de fitness (si la tienes) se vea alterada, y tampoco quieres que la cocina y la mesa te atrapen, es importante que preveas qué tipo de ejercicio vas a poder hacer y sobre todo en qué momento. Repite como si fuera un mantra que practicar deporte en Navidad es posible. Da igual si vas a casas ajenas o viene gente a tu casa. Hacer deporte en vacaciones es factible. Te ayudamos a incluirlo en tu agenda social y, a buen seguro, gastronómica dadas las fechas en las que estamos.
 
Toma nota de estos consejos:
 

      • Planea cuándo podrás hacer deporte en Navidad:

        Si no viajas, vas a tener invitados en casa, y entrenas en un gimnasio, trata de reservar con antelación en tu agenda al menos un par de horas a la semana para no faltar a tu cita con el fitness. Te aconsejamos que en la medida de lo posible trates de hacer ejercicio muy pronto por las mañanas, incluso antes de que tus invitados se despierten. Así habrás hecho deporte durante tus días de vacaciones, habrás cogido fuerzas y energías para el resto del día y no descuidarás en absoluto tu rol de anfitrión/a.

     

      • Involucra a tu familia o amigos en tu rutina deportiva:

        Si vas a casa de familiares o amigos o si ellos vienen a tu casa, no dudes en proponerles unirse a tu tiempo de fitness. Hacer deporte en Navidad y en familia no sólo os ayudará a mantener a raya esos kilitos de más que en esta época suelen aparecer al primer descuido, debido a los excesos, sino a vivir una experiencia saludable y a influenciaros unos a otros positivamente en pro de vuestra salud y bienestar. ¡No te compliques en absoluto! Obviamente, no tenéis por qué contar con una completa equipación ni para vestiros ni para ejercitaros. Basta con que hagáis una rutina de ejercicios con repeticiones (sentadillas, abdominales, escalador…), que juguéis al balón si dónde os hospedáis os lo permite o simplemente que salgáis a caminar o montar en bici. Si has descargado ya nuestra Anytime Fitness App, puedes configurar un montón de entrenamientos, según vuestro nivel y lo que os apetezca hacer. ¡Así de sencillo!

     

      • Planifica bien las comidas:

        En época navideña, cuando las comidas y las cenas con familia y amigos abundan por doquier, es muy importante que planifiques qué y cuándo quieres comer. No te dejes llevar por la corriente. De lo contrario, es muy probable que acabes el año con algunos gramos o kilos extra. No está de más, por tanto, que te fijes como objetivo pasar un poco de tiempo en la cocina y en la despensa para ver y saber qué hay y qué cosas puedes y quieres cocinar, para que tú y los tuyos comáis sano y en buenas cantidades. Y es que además de hacer deporte en Navidad, también hay que cuidar y mucho la alimentación.

     

      • Apuesta por la eficacia:

        Hacer deporte en vacaciones no implica necesariamente una hora seguida de ejercicio ni tener que salir de casa para hacerlo. Recuerda que puedes perfectamente mantenerte en forma con unos 20 minutitos de entrenamiento usando tu cuerpo como único peso. ¿Quieres ideas de ejercicios que puedes hacer en ese rato? El primer consejo es que descargues nuestra App. Por si no sabes cómo hacerlo y estás lejos de tu club, te dejamos un clásico: empieza por unas veinte sentadillas, unos 10 push-ups, sube unos 100 escalones y haz una plancha de un minuto. ¿Te quedas con ganas de más? Puedes repetir hasta en tres ocasiones.

     
    Y por supuesto, no dudes en aparcar el coche más lejos de lo normal para volver caminando, aunque solo sea unos minutos, sube las escaleras andando y no en ascensor, evita permanecer sentado horas seguidas y, si te entra hambre, apuesta más por una fruta, verdura o cualquier alimento saludable en lugar de por las tan tentadoras patatas fritas.
     
    Como verás, hacer deporte en vacaciones sí es posible, y cuidarse no tiene por qué quedar fuera de la ecuación descanso, desconexión, familia, celebración y reposo. Dicho esto, si tienes la suerte de coger unos días libres, ¡te deseamos que las disfrutes!
     

    ¡Felices fiestas!

Escrito por
Más entradas de Anytime Fitness

El Prat ya tiene su primer club de fitness 24h

El número uno del fitness mundial llega a El Prat con su...
Leer más