Deportes de invierno: cómo prepararnos físicamente 

deportes de invierno

Deportes de invierno: cómo prepararnos físicamente

Con la llegada del frío son muchas las personas que apuestan por practicar deportes de invierno. Sin embargo, no siempre están lo suficientemente preparadas para poder disfrutar de ellos sin riesgo de lesión. ¿Crees que este podría ser tu caso? No lo es, pero… ¿Te gustaría saber cómo mejorar tu preparación física para disfrutar de una buena sesión de deportes de invierno? Si has dicho sí, te invitamos a acompañarnos en la lectura de este texto, porque en unos pocos minutos vamos a contarte cómo aumentar tu rendimiento y cómo hacer frente a las exigencias de este tipo de deportes, como el esquí o el snow, sin hacerte daño. ¿Ready? ¡Vamos allá!


¿Qué músculos debes trabajar?

  • Si quieres practicar deportes de invierno, la musculatura de tu tren inferior será sumamente importante. Por ejemplo, tus cuádriceps serán grandes protagonistas en un día de esquí, ya que estarán trabajando durante casi toda la sesión. De ahí que tener las piernas bien entrenadas significará reducir el riesgo de lesión. Piensa especialmente en tus rodillas, ya que sus lesiones suelen ser muy comunes entre los esquiadores. Además, haber entrenado tu musculatura previamente hará que la fatiga tarde más en aparecer y así puedas disfrutar de una sesión más duradera y segura.
  • Ejemplos de ejercicios para trabajar el tren inferior y prepararte bien para los deportes de invierno:
    • Zancadas: Excelente ejercicio para trabajar de forma unilateral tus piernas y estimular principalmente tus cuádriceps y glúteos que van a tener una demanda muy alta en tu bajada por la pista.
    • Sentadillas: Uno de los ejercicios “básicos” que debes dominar. Con una buena técnica van a hacer que toda tu musculatura del tren inferior se vea involucrada.
    • Peso muerto: La cadena posterior suele ser olvidada a la hora de entrenar y esto puede causarte descompensaciones. Trabaja con bisagras de cadera para que tus isquiosurales, lumbares, glúteos… estén fuertes.


La importancia del core

  • Si quieres practicar deportes de invierno, tu core también tiene mucho que decir. ¿Por qué? Porque tu musculatura estabilizadora te ayudará a mantener el equilibrio que necesites encima de una tabla o sobre unos esquís. Dar la importancia que merece a esta zona de tu cuerpo te hará obtener, sin ninguna duda, un mayor rendimiento. ¡Ojo! No estamos hablando solo de realizar abdominales para marcar “cuadritos” sino de trabajar toda la musculatura de tu tronco que va a participar en ese tipo de ejercicios, incluido el glúteo.
  • Ejemplos de ejercicios para trabajar el core:
    • Planchas: Estímulo para tu core de forma isométrica. Con este clásico ejercicio vas a poder soportar las demandas de tu cuerpo en los deportes de invierno.
    • Paso de granjero unilateral: Estabilizar tu cuerpo con una carga externa te ayudará a tener un tronco mucho más fuerte.
    • Press pallof: Aquí vas a luchar contra una fuerza que quiere girar tu torso. Pruébalo y verás cómo enseguida notas tu core trabajar. Céntrate en realizar bien su técnica.


Resistencia cardiopulmonar

  • ¿Más cosas? Sí, hay más. Si tienes intención de practicar deportes de invierno, es fundamental que también entrenes tu resistencia cardiopulmonar. Te contamos la razón. Los deportes de invierno suelen requerir de largas jornadas y exigir un alto nivel a tu capacidad de cardio. Prepárate tanto a nivel aeróbico como anaeróbico para poder exprimir al máximo tu potencial y aguantar bien durante la práctica de estos deportes.
    • Puedes prepararte de diferentes formas, y entre ellas destacan éstas:
      • Prueba a correr y aguantar de forma continua y con unas pulsaciones moderadas durante unos 60 minutos, por ejemplo. Poco a poco irás aumentando tu resistencia y podrás aguantar durante más tiempo y más distancia. Puedes empezar poniéndote como meta correr 5 kilómetros.
      • Es interesante también trabajar a una intensidad más elevada para prepararte en esos momentos de máxima potencia en tus deportes. Puedes realizar un entrenamiento de intervalos. Un ejemplo sería hacer tabatas (20 segundos de máxima intensidad y 10 segundos de descanso).

 

Agilidad y coordinación

  • Para hacer deportes de invierno, te recomendamos también que lleves a cabo un entrenamiento propioceptivo. ¿Y qué es esto? Saber dónde está cada parte de tu cuerpo en cada momento. ¿Cómo? Te aconsejamos trabajar con ejercicios de propiocepción para poder mejorar tu agilidad, coordinación y la calidad técnica de tus movimientos.
    • Entrenar distintos patrones en Bosu, por ejemplo, podría ayudarte a tener más control sobre tu tobillo y tu musculatura.


Disfruta del camino y de la temporada

En resumen, es crucial que te prepares físicamente para los deportes de invierno. Trabajar toda la musculatura y estructuras que vas a utilizar cuando te dispongas, por ejemplo, a bajar una pista de esquí hará que tu rendimiento sea mejor y tu riesgo de lesión se reduzca muy mucho. No olvides nada de lo anteriormente comentado, ya que todo es importante. Ahora que ya tienes las claves para prepararte físicamente para los deportes de invierno solo te queda entrenar y disfrutar de la temporada. Da tu mejor versión y disfruta de #TuMejorTu

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies