Entrenamiento de la fuerza de éxito

Entrenamiento de la fuerza
Entrenamiento de la fuerza

Si crees que ha llegado el momento de fortalecer e incrementar tu masa muscular, pero no tienes claro cómo hacerlo para conseguir tu objetivo sin lesionarte ni aburrirte con la repetición de ciertos ejercicios esto te va a interesar. ¿Sabes por qué? Porque en las líneas que vienen a continuación vamos a contarte cómo hacer un buen entrenamiento de la fuerza. ¿Nos acompañas?
 
Si has contestado afirmativamente a nuestra pregunta en primer lugar queremos que sepas que trabajar la fuerza forma parte de una buena rutina de fitness. Sean cuales sean tus objetivos, si practicas ejercicio físico has de intentar combinar actividades aeróbicas, cardiovasculares y de flexibilidad -con las que los músculos utilizan el oxígeno de forma más eficaz y con las que fortaleces corazón y pulmones-, con otras vinculadas a la resistencia. Y para estas últimas la clave pasa por hacer un buen entrenamiento de la fuerza.

 

Evita las lesiones

Antes de empezar a contarte cómo hacerlo y con qué, queremos hacer hincapié en algo que para nosotros es fundamental: no querer pasar de 0 a 100 en poco tiempo para no hacerte daño ni lesionarte, y para no exigir más de la cuenta a tu sistema nervioso central. Piensa que de lo contrario tendrás que parar en seco tus sesiones de fitness y de nada habrá servido todo el esfuerzo que hayas hecho hasta ese momento.

Estamos de acuerdo, ¿verdad? Sigamos, entonces. Y sigamos con algo que te va a gustar. Y es que hacer un buen entrenamiento de la fuerza no exige un método único. Para fortalecer e incrementar tu masa muscular puedes ayudarte de pesas o mancuernas, de barras con discos de distintos pesos y de máquinas de musculación. En nuestros clubes contamos con la última tecnología de los fabricantes Life Fitness y Precor para que consigas antes tus objetivos, con toda la seguridad.

 

Mancuernas, máquinas y tu propio peso

Elijas lo que elijas, en Anytime Fitness contamos con todo lo que puedas necesitar para trabajar los distintos músculos de tu cuerpo. Recuerda que puedes mejorar tu masa muscular con las bandas elásticas, también disponibles para ti en todos nuestros clubes.
Además, si quieres hacer un buen entrenamiento de la fuerza también puedes hacerlo única y sencillamente con tu propio peso corporal. Si estás haciendo cábalas para averiguar cómo, deja de hacerlas porque es más fácil de lo que crees. Basta con que hagas unas cuantas repeticiones de flexiones, abdominales, sentadillas o dominadas.

 

Cuánto tiempo y cuántas veces

Eso sí… ¡mantén la calma! Y es que otro aspecto clave para lograr hacer un buen entrenamiento de la fuerza es conocer el cómo. Cuando te dispongas a entrenar tu fuerza, empieza con ejercicios que impliquen cargar con poco peso e incluso por usar tu peso corporal durante al menos dos o tres semanas. Da a tu cuerpo tiempo para acostumbrarse a los esfuerzos a los que le estás sometiendo. Y recuerda, esto es más una carrera de fondo que de velocidad. Tómate tu tiempo y no te metas prisa. Deja que tu físico se adapte de forma progresiva a la nueva actividad.

Una vez hayas cogido el ritmo no caigas en la tentación, sobre todo al principio, de hacer un entrenamiento de la fuerza en días consecutivos. Entrenar unas tres veces a la semana es una buena media y hacerlo durante unos 40 minutos también lo es. Si superas ese tiempo podrías generar fatiga excesiva en tus músculos a la par que aburrimiento. Y si no llegas a ese límite es posible que no consigas alcanzar tu meta.

 

Regula la intensidad de tus sesiones

Recuerda que hacer un buen entrenamiento de la fuerza también lleva implícito sesiones ligeras, otras medias, otras pesadas y otras de récord personal. En caso de duda sobre el timing a seguir, pregunta a nuestros entrenadores. Ellos sabrán cómo ayudarte y cómo corregirte antes de que puedas lesionarte, muy especialmente en hombros y espalda.

Para evitar estas lesiones recuerda la importancia de calentar unos cinco o diez minutos antes de lanzarte a tu sesión de entrenamiento, y no olvides que también has de estirar después de cada una muy especialmente todos aquellos músculos con los que hayas trabajado.

Y una última cosa. No limites toda tu actividad física al entrenamiento de la fuerza muscular. Por muy bien que lo hagas seguirás necesitando fortalecer el corazón y los pulmones, haciendo algún tipo de ejercicio aeróbico adicional durante un mínimo de 20 a 30 minutos por sesión.

Sabemos que eres capaz de hacerlo porque #TuMejorTú está más cerca de lo que crees. ¿Lo buscamos juntos?

 
#LestMakeHealthyHappen

Escrito por
Más entradas de Anytime Fitness

Estar en forma en 2020: un propósito posible con 10 consejos

Si con el comienzo del año has decidido cumplir tu propósito de...
Leer más