Estirar: por qué es tan importante cuando hacemos deporte

estirar por qué es importante

Estirar después del entrenamiento nos ayuda a recuperar la musculatura en menor tiempo posible. ¿Sabes por qué? Porque al estirar se reabsorbe con mayor rapidez el ácido láctico que se genera, y porque si eliminamos la tensión muscular estirando disminuyen las probabilidades de padecer algún tipo de lesión.

Además, estirar 15 minutos después de cada entrenamiento te ayudará a evitar calambres que son producidos por la ausencia de magnesio en el tejido. Y es que al estirar los minerales acceden de forma más sencilla a los músculos.

Cómo comenzar a estirar: ajusta los estiramientos

Eso sí, no todo vale. Tendrás que ajustar tu forma de estirar en función del tipo de ejercicio que vayas a practicar o hayas practicado, ya que la carga muscular varía y mucho según el deporte que practiques.

No olvides que la parte de relajación también es muy importante al estirar, ya que regulamos las pulsaciones y abandonamos el espíritu de lucha que trae consigo el deporte que estamos practicando.

Beneficios de estirar

Dicho esto, te contamos cuáles son algunos de los mayores beneficios que tu cuerpo conseguirá cuando te pongas a estirar. ¿List@? Ahí van:

  • mayor flexibilidad 
  • mejora de la circulación sanguínea 
  • eliminación del ácido láctico 
  • aumento de la energía 
  • prevención de lesiones 
  • mejora del rango de movimiento 
  • mayor coordinación muscular 
  • conexión entre mente y cuerpo 

Lo ideal es que al estirar pienses en una forma de restablecer y alcanzar el equilibrio después de haber sometido a tu cuerpo a un alto estrés de entrenamiento.

Alternativas en caso de lesión

Un apunte importante. Si tienes algún problema de espalda, en la zona del trapecio superior o dorsal largo, te recomendamos que trates de estirar haciendo los siguientes ejercicios:

  • El gato
  • Aperturas de la escápula
  • Distensión del trapecio con ayuda de la respiración subiendo los hombros y bajando en una velocidad de movimiento 3-3
  • El gusano bajando vértebra por vértebra hasta hacer una plancha y retroceder subiendo poco a poco vértebra a vértebra.

Cuándo estirar

En cualquier caso, recuerda lo importante que es estirar antes y después de cada entrenamiento.

Si te estás preguntando cómo saber si al estirar lo estás haciendo bien, lo que viene a continuación te interesa.

Cuánto tiempo estirar

La media de tiempo que se suele estirar es de cinco minutos, pero si tienes opción de tardar un poco más, mejor que mejor.

¿Antes o después? Pues la mejor respuesta es antes y después, aunque todo dependerá de cómo vayas a iniciar tu sesión de entrenamiento. Mientras no te lances y quieras ir de 0 a 100, puedes ir estirando a medida que vas calentando.

Eso sí, si tienes alguna lesión trata de estirar siempre antes y después de ponerte a entrenar.

Beneficioso para tu flexibilidad

Y si lo que persigues es ganar flexibilidad al estirar, entonces te diremos que podrás mejorarla, pero tendrás que entrenar con ejercicios específicos para alcanzar tu meta y practicarlos entre 30 y 40 minutos, en función del tiempo que tengas. 

Llegados a este punto sólo nos queda decirte que estirar es una parte más de tu entrenamiento y que es fundamental para que tu cuerpo vuelva a la calma cuando hayas hecho tu sesión.

Haz que sea parte de tu rutina fitness

¿Crees que se te va a olvidar? Noooo, inclúyelo en tu rutina de fitness y verás como tu cuerpo y tu mente empiezan a recordarte que no puedes lanzarte a entrenar ni meterte en la ducha tras hacerlo sin hacer tus estiramientos.

Cuídate y cuida de tu salud. Recuerda que ella es tu mejor activo. ¿Se te ocurre una mejor manera de hacerlo que cuidando lo que comes y haciendo ejercicio físico? Pregúntanos si tienes dudas. Sabemos, podemos y queremos ayudarte.

#TogetherWeRise