Fases de una sesión de entrenamiento

Fases de una sesión de entrenamiento: ¿cuántas son y cuál es su orden?
Fases de una sesión de entrenamiento: ¿cuántas son y cuál es su orden?

Si has decidido subirte al carro del fitness y no siempre vas a entrenar con alguien que supervise tu trabajo, es importante que conozcas cuáles y cuántas son las fases de una sesión de entrenamiento. Si te estás preguntando por qué, piensa que la respuesta es que de esto depende en gran medida que puedas hacer deporte sin lesionarte ni poner en riesgo tu salud.
 
No son muchas ni son difíciles de recordar, pero sabemos que no siempre se cumplen ni se respetan. Por eso, esta semana queremos recordarte desde nuestro blog cuáles y cuántas son las fases de una sesión de entrenamiento.
 
Para empezar te diremos que, aunque cada persona es un mundo y la forma de practicar fitness depende mucho de cada uno, hay algo que es un denominador común a todos nosotros, y es que siempre ha de haber tres fases en una sesión de entrenamiento: la de calentamiento, la del ejercicio en sí y la de estiramiento.
 
Si hace un par de semanas desde estas líneas te contábamos por qué la fase de estiramiento es importante, hoy también queremos hacer hincapié en las otras dos. Si te propones cumplir con todas ellas lo más seguro es que puedas practicar fitness sin hacerte daño ni llevarte ningún susto innecesario con tu salud.
 

Calentamiento

 
El calentamiento ha de ser siempre la primera de las tres fases de un entrenamiento. Con una duración de entre 10 y 15 minutos, su objetivo ha de ser activar tanto tus músculos como tu ritmo cardíaco y respiratorio. Para ello es importante que lleves a cabo movimientos circulares, suaves y progresivos con todas tus articulaciones asegurándote de ‘calentar’ tobillos, rodillas, caderas, cintura, hombros, muñecas y cuello.
 
En esta primera fase también has de hacer desplazamientos suaves de todo tu cuerpo para incrementar tu frecuencia cardíaca y respiratoria, y por supuesto hacer estiramientos, si es posible estáticos de tus grandes grupos musculares manteniendo la posición de 15 a 30 segundos.
 
A diferencia de las otras fases de una sesión de entrenamiento, en ésta bastará con realizar una o dos repeticiones por grupo muscular.
 

Ejercicio

 
Esta parte del ejercicio dependerá de cuál haya sido el entrenamiento que te hayas programado ejecutar. Lo habitual es que cada sesión de fitness tenga una parte aeróbica, otra de fuerza y una tercera de habilidades motrices, aunque esto varía en función de los gustos, necesidades o posibilidades de cada persona.
 
Llegados a este punto, permítenos que te demos un consejo. Todos nuestros entrenadores están encantados de ayudarte y asesorarte, así que no dudes en preguntarles qué tipo de ejercicios puedes hacer y cuántas repeticiones deberías hacer de cada uno para cumplir con tu objetivo fitness, sea el que sea.
 
Nuestros coaches conocen perfectamente cuáles y cuántas son las fases de una sesión de entrenamiento y están a tu disposición para ayudarte a recorrer ese camino que te conducirá hasta #TuMejorTú.
 
Otra cosa importante que debes saber es que para esta parte del entrenamiento no hay reglas matemáticas que indiquen cuál debería ser la duración del mismo. Se aconseja que se prolongue hasta los 45 minutos o una hora, dependiendo de la resistencia de cada uno y de lo habituado que se esté a entrenar. Y por supuesto de lo que el cuerpo permita en caso de que haya algún problema de salud, ya sea muscular o articular como cardíaco o respiratorio.
 

Recuperación y estiramiento

 
Como ya te contamos en otro post de hace un par de semanas, de las tres fases de una sesión de entrenamiento ésta es sin lugar a dudas una fundamental para devolver a tu cuerpo a los niveles respiratorios y cardíacos que tenía antes de empezar tu sesión de fitness.
 
¿Cuánto tiempo? Un mínimo de cinco minutos y si es posible mejor de diez, sobre todo si tienes alguna patología cardíaca. Cuida muy mucho de volver poco a poco a un estado de reposo. Esta disminución paulatina evitará la aparición de arritmias que pueden aparecer por la detención brusca del ejercicio físico y de otros efectos adversos como el mareo o la hipotensión.
 
Antes de dar por terminada tu sesión de fitness no olvides hacer unos cuantos estiramientos para recuperar y relajar tu tono muscular, con unas tres repeticiones por grupo muscular y tratando de mantener entre 20 y 30 segundos cada estiramiento.
 
Insistimos, si tienes cualquier duda sobre cómo has de hacer las fases de una sesión de entrenamiento, no te quedes con ella y pregunta a nuestros entrenadores. Sabes que nos hace muy felices verte entrenar y saber que nos eliges para cuidar mejor de ti.
 

No dejes de apostar por nuestra filosofía del #LetsMakeHealthyHappen

Escrito por
Más entradas de Anytime Fitness

Bajar peso es más fácil con estos 5 consejos

Después de tantos años no te voy a engañar ahora diciéndote que...
Leer más