La hidratación y el deporte

La hidratación y el deporte
La hidratación y el deporte

No te estoy descubriendo nada si te digo que el agua es vital para tu salud y bienestar. Por supuesto también lo es para tu entrenamiento. Sirva esta entrada como recordatorio sobre la importante relación que existe entre la hidratación y el deporte. Y un poco más allá: entre la hidratación y tu salud y bienestar.
 
La hidratación y el deporte: dos aspectos que afectan a tus órganos…
 
… ¡de forma positiva!
 
El agua favorece que los riñones puedan hacer correctamente su trabajo: limpiar las toxinas de nuestro cuerpo. Para que esto suceda, los riñones necesitan el líquido adecuado para disolver las toxinas y poder deshacerse de ellas. ¿Cuántas veces has ido al baño y te has dado cuenta de que tu orina tiene más color y olor de lo habitual? “Necesito beber más agua” – seguramente has pensado. Además, una hidratación deficiente puede provocar cálculos renales.
 
El agua ayuda a mantener una función intestinal normal.
 
Una buena hidratación mantiene los nutrientes, minerales, vitaminas, etc. fluyendo a lo largo de tu tracto gastrointestinal y previene el estreñimiento. Si no has bebido suficiente líquido, tu colon se verá obligado a extraer el agua de las heces para mantener su hidratación. El resultado: el estreñimiento.
 
Hidratarse correctamente puede reducir el dolor articular y / o de espalda.
 
Así es. Beber agua puede ayudar a engrasar tus articulaciones y hacer que te muevas mejor.
 
Una correcta hidratación puede prevenir y aliviar los dolores de cabeza.
 
Si te encuentras despertando regularmente con dolores de cabeza, una de las causas puede ser que no estás bebiendo lo suficiente. Es importante que mantengas tu nivel de hidratación constante a lo largo del día. No acumules toda tu ingesta del agua en la mañana, olvidando hacerlo durante la tarde, porque entonces no servirá de nada.
 
El agua puede aumentar el metabolismo y acelerar la recuperación muscular.
 
El agua es el principal medio de transporte para todos los nutrientes en el cuerpo y es esencial para una correcta circulación sanguínea. Esto puede ayudar enormemente con la recuperación muscular porque puede acelerar la síntesis de proteínas. Cuanto más rápido te recuperes, más rápido podrás volver a entrenar. Cuanto más rápido entrenes de nuevo, más oportunidades tendrás de desarrollar músculo y quemar calorías. En otras palabras: conseguirás antes #TuMejorTú.
 
Hidratarse correctamente ayuda a controlar el hambre y, por lo tanto, el peso.
 
Beber más agua puede reducir tu ingesta calórica diaria. Al tener la barriga llena de agua, será menos probable que te des a la comida basura o a picar entre horas. Por lo tanto, es un buen aliado para perder peso.
 
Si eres de l@s que les cuesta beber agua a secas y es difícil para ti renunciar a bebidas gaseosas, tés industriales, aguas con sabores, etc. porque necesitas engañar a tus papilas gustativas para mantenerte hidratad@, prueba a añadir aminoácidos ramificados a tu agua. Además de sabor, estarás incluyendo una importante fuente de energía a tu agua. ¡Al menos que los aditivos sirvan para algo!
 
El agua ayuda a energizar los músculos.
 
La hidratación es extremadamente importante antes y después de hacer deporte. Ya hemos visto antes la importancia del agua en el transporte de micro y macronutrientes por todo el organismo. Ellos son los encargados de darte la energía que necesitas para entrenar, de alimentar tus fibras musculares y de ayudarte a recuperarte, entre otras muchas cosas. ¡No olvides tu bidón cuando vengas a entrenar!
 
El agua hace que tu piel se vea mejor.
 
“Su piel contiene abundante agua y funciona como una barrera protectora para prevenir la pérdida excesiva de líquidos. Pero no esperes que la sobrehidratación borre las arrugas o las líneas de expresión”, dice el dermatólogo Kenneth Ellner. “La deshidratación hace que tu piel se vea más seca y arrugada, lo que puede mejorarse con una hidratación adecuada. No tengas miedo al exceso… Una vez que tu cuerpo está adecuadamente hidratado, los riñones se hacen cargo y excretan el exceso de líquidos.”
 

¡LOS NECESITAS PARA SOBREVIVIR!

 
La hidratación y el deporte aportan gran valor a tu vida. Por lo tanto, la hidratación y el deporte deberían ser un asunto prioritario en tu lista de aliados y obligaciones.
¿Cuánto agua crees que deberías beber?
 
Según los últimos estudios deberías beber aproximadamente la mitad de tu peso corporal en onzas, si tu vida no es activa. Esto equivale más o menos a dividir tu peso entre 30. Por ejemplo, si pesas 90 kilos, deberías beber unos 3 litros de agua diarios para mantenerte correctamente hidratado. Si pesas unos 70 kilos, deberías beber unos 2,3 litros. Si pesas unos 50 kilos, deberías beber alrededor de 1,7 litros de agua diarios.
 
Si haces deporte, si sudas mucho, si vives en una región con temperaturas altas o trabajas a la intemperie, deberías incrementar esta cantidad en al menos un litro más. Como siempre te decimos, no existe la fórmula matemática perfecta para todo el mundo. Cada cuerpo se comporta de una manera y cada etapa de la vida es diferente. Consulta a tu médico para obtener información precisa.
 
Ahora que ya sabes un poco más acerca de la hidratación y el deporte, ¿te apetece un vaso de agua?
 
El agua es fuente de vida. Para todos los organismos vivos… Incluyendo nuestro planeta. Del 25 al 30 de agosto se celebra la Semana Mundial del Agua 2019. Te invitamos a conocer más sobre nuestro más importante bien común a través de la web de este evento.
 

Escrito por
Más entradas de Anytime Fitness

Bajar peso es más fácil con estos 5 consejos

Después de tantos años no te voy a engañar ahora diciéndote que...
Leer más