Cómo preparar tu cuerpo para el esquí

Cómo preparar tu cuerpo para el esquí
Cómo preparar tu cuerpo para el esquí

Si ahora que ha llegado de verdad el frío y las estaciones de esquí están a pleno rendimiento te estás planteando escaparte unos días a esquiar, pero no sabes cómo preparar tu cuerpo para el esquí, lo que viene a continuación te va a interesar. Y es que esta semana vamos a contarte a ti y a gente como tú, cómo puedes entrenar para preparar tu cuerpo para el esquí, practicar este deporte con seguridad y minimizar al máximo los riesgos de lesión.
 
Sin embargo, antes de contarte qué ejercicios has de hacer para preparar tu cuerpo para el esquí, queremos recordarte algo muy importante: los músculos que más utilizas cuando practicas este deporte. ¿Sabes cuáles son? Nuestros coaches te podrían dar el nombre de todos ellos, porque la lista es muy larga, pero sin duda los que más trabajan cuando esquías son el core y los del tren inferior: glúteos, cuádriceps, gemelos e isquios. De ahí la importancia de que tus rutinas de fitness estén muy orientadas a conseguir que tus piernas sean fuertes y elásticas.
 

Abandona el ascensor

 

¿Sabes cómo conseguirlo? Presta atención. Si tienes claro que quieres preparar tu cuerpo para el esquí, lo primero que debes repetirte como si de un mantra se tratara es que siempre que puedas subirás las escaleras a pie y dejarás el ascensor a un lado. ¿Por qué te decimos esto? Porque está absolutamente comprobado que las escaleras son un ejercicio ideal para activar el corazón y fortalecer las piernas. Y éstas, como ya te hemos dicho, han de estar fuertes para el esquí.

 

Sabemos que no siempre es fácil abandonar el ascensor, que darle a un botón y ver pasar los segundos mientras subes de planta es tentador, sobre todo en esos días que el cansancio aprieta, pero… ¡no hay vuelta atrás! Si quieres preparar tu cuerpo para el esquí has de ignorar siempre que puedas el ascensor (en tu casa, en el trabajo, en el parking, en el supermercado, en las tiendas…) y elegir la opción de subir a pie.

 

¿Aceptas el reto? Sigamos entonces. Si de verdad quieres preparar tu cuerpo para el esquí, además de subir escaleras, has de hacer muchas sentadillas. ¿El número? Todas las que puedas. Eso sí, siempre bien hechas. Te contamos cómo hacerlas.

 

Sentadillas

 

Si vas a hacer las sentadillas en casa, trata de apoyar tu espalda contra una pared, de flexionar tus piernas como si te estuvieras sentando en una silla imaginaria y subir y bajar con la espalda siempre apoyada y recta.

 

Si las vas a hacer en el gimnasio, ya sabes que todos nuestros entrenadores te podrán explicar cómo hacerlas sin que te duelan ni espalda ni rodillas. Nos conoces y sabes que en Anytime Fitness estamos encantados de ayudarte, así que no lo dudes y pregúntanos porque sabemos cómo hacer bien las sentadillas y cómo preparar tu cuerpo para el esquí.
 
No obstante, si quieres hacerlo a tu aire, coge alguna de las barras con las que nuestros clubes están equipados (no hace falta que tengan pesas) y trata de mantener la espalda recta y el equilibrio mientras las practicas.

 

Lunges y planchas

 

Además de subir las escaleras a pie y de hacer sentadillas, para reforzar tus cuádriceps, isquios, gemelos y glúteos también es importante que practiques lunges, es decir, que coloques una pierna delante de la otra y bajes. ¡Ojo! El pie de la pierna que está delante ha de estar plano en el suelo y el de la pierna que está detrás sostenerse sobre la puntera. La repetición de este movimiento con las dos piernas es ideal para que puedas preparar tu cuerpo para el esquí.

 

También lo son las planchas. Planchas que puedes hacer apoyando en el suelo las palmas de la mano o, en caso de que te duelan las muñecas o las manos, apoyando los antebrazos. No importa lo que elijas. Lo importante es que en el momento de hacer la plancha, cuya duración no debería ser inferior a los 30 segundos en cada caso, pongas la máxima tensión en los glúteos para que los cuádriceps y los gemelos estén en tensión, y para que tus lumbares no sufran.

 

Cuando estés haciendo las planchas, acuérdate también de intentar ‘empujar el vacío’ con las plantas de tus pies. Aunque te suene raro, esto ayuda y mucho a preparar tu cuerpo para el esquí.

 

Apoyo de nuestros coaches

 

¡Y una cosa más! Recuerda que en tus objetivos de fitness, salud y bienestar nunca estás sol@. Todos nuestros entrenadores están encantados de ayudarte, ya sea tanto para preparar tu cuerpo para el esquí como para ayudarte a superar cualquier meta que te hayas fijado, sea la que sea. Sólo nos queda decirte una cosa más: si vas a la montaña y vas a esquiar, disfruta y saca #TuMejorTú.

 

Por último, siempre que salgas a practicar deportes al aire libre cuando haga frío, recuerda abrigarte bien y protegerte de las inclemencias del clima.

¡Hasta el próximo post!

Escrito por
Más entradas de Anytime Fitness

Correr con frío. Descubre cómo protegerte

Si eres de esas personas que no quieren que las inclemencias meteorológicas...
Leer más