¿Qué es el GAP?

qué es el GAP

Si más de una vez has escuchado el término GAP y no tienes del todo claro qué significa y a qué se refiere, déjanos ayudarte. En las próximas líneas vamos a contarte de forma precisa qué es el GAP, cómo se estructura una clase de esta actividad dirigida y qué beneficios tiene practicar los ejercicios que en ella se llevan a cabo. Ready?

Para entender qué es el GAP déjanos que empecemos por explicarte el significado de sus siglas: siglas que hacen referencia a los grupos musculares de glúteos, abdomen y piernas.

 

¿Qué es el GAP?

 

Una vez comprendidas sus letras, es importante que sepas que para tonificar estas tres partes del cuerpo se pueden hacer diferentes ejercicios que se adaptan a todos los niveles de fuerza y técnica y también a cualquier edad. ¿Por qué? Porque todos ellos pueden hacerse con más o menos repeticiones y con más o menos carga. ¿List@ para saber más y mejor acerca de qué es el GAP? Vamos allá.

 

Estructura de una clase de GAP

Normalmente las clases de GAP suelen tener una duración de 45 minutos y se estructuran de la manera siguiente:

  • 10 minutos de calentamiento donde se realizan movimientos globales, movilidad articular y ejercicios aeróbicos para subir la temperatura corporal.
  • 20-30 minutos de ejercicios específicos de los grupos musculares antes mencionados: glúteos, abdomen y piernas.
  • 15 minutos de trabajo aeróbico/cardiovascular que puede estar entre las series del trabajo de tonificación.
  • 5 minutos de vuelta a la calma y estiramientos.

La posibilidad de variantes que puede tener esta clase es lo que la hace divertida y nada repetitiva. Por eso, si antes te estabas preguntando qué es el GAP esperamos que ahora quieras engancharte a una de nuestras clases.

 

Beneficios del GAP

Los principales beneficios que obtienen las personas que descubren qué es el GAP y se lanzan a su práctica son los siguientes:

  • Fortalecen y tonifican glúteos, piernas y abdomen.
  • Aumentan la fuerza del tren inferior.
  • Mejoran la postura corporal
  • Aumentan la resistencia cardiovascular.
  • Mejoran la coordinación y la flexibilidad.

 

Ejercicios que no pueden faltar en tu rutina de GAP

Ahora que ya sabes cuáles son sus beneficios, déjanos que te digamos cuáles son los ejercicios más frecuentes que se hacen en las clases de GAP:

  • Sentadillas: Existen muchas versiones de las sentadillas. Dependiendo de la distancia de separación de las piernas y de la posición de los glúteos (al frente o hacia fuera) se pueden trabajar todos los músculos de las piernas y también los glúteos.
  • Lunges: hay distintas variantes ya que se pueden realizar hacia delante, hacia atrás y a un lado.
  • Puente de glúteo: elevación de la cadera lo que provoca un mayor trabajo de los glúteos y el abdomen. Hay infinitud de variantes como elevación a una pierna.
  • Patadas en cuadrupedia: Se pueden realizar con la pierna estirada o en flexión llevando el pie arriba, también de forma lateral. Aquí el trabajo de glúteo es muy intenso, pero la musculatura posterior de la pierna también trabaja mucho.
  • Planchas abdominales: infinidad de variantes para fortalecer todo el core.

 

¿A qué después de esto ya estás cogiendo tu mochila del gimnasio para asistir a una clase de GAP con nosotros? ¡¡¡Pues te estamos esperando!!!!! Ahora que ya sabes qué es el GAP, únete a su práctica.