Razones para volver a entrenar en el gimnasio

Razones para volver a entrenar en el gimnasio
Razones para volver a entrenar en el gimnasio

Si eres de l@s que durante el confinamiento no has dejado de hacer deporte o te has lanzado a la práctica del ejercicio físico por primera vez para superar mejor el encierro o mejorar tu salud y calidad de vida, seguramente ya habrás tomado la firme determinación de no abandonar esa buena costumbre, ahora que todo apunta a que la pandemia remite y la ‘nueva normalidad’ está cada vez más cerca. Es el momento de volver a entrenar en el gimnasio.
 
Una ‘nueva normalidad’ para la que seguramente también te estés planteando si quieres o no seguir practicando fitness desde casa. Si ése es tu caso te invitamos a que leas este post en el que hemos recopilado unas cuantas buenas razones para volver a entrenar en el gimnasio.

 

Sentimiento de tribu

 
Una de ellas es que por muy bien que te sientas en tu hogar al practicar ejercicio físico, al hacerlo en soledad no te puedes contagiar de la energía que otras personas desprenden cuando hacen fitness cerca de ti, ni inspirar de su resistencia, esfuerzo o perseverancia. Tampoco te puedes comparar y eso puede llegar a reducir tu capacidad de superación.
 
Otra de las razones para volver a entrenar en un gimnasio es que en las clases colectivas se desarrolla una sensación de comunidad, de grupo, de tribu, incluso de familia o de cómo lo queramos llamar, que es imposible tener en la soledad de nuestras casas, aunque nos conectemos virtualmente a sesiones de fitness.

 

Entrenar en el gimnasio incrementa tu competitividad

 
Además, al entrenar con otras personas que físicamente están a unos metros de ti es muy posible que te invada una sensación de competitividad positiva que en fitness siempre suma, nunca resta. Esa sensación que te aporta el entrenamiento en vivo y en directo es para nosotros otra de las razones que defendemos para volver a entrenar en el gimnasio.
 
Además, cuando acudes al gimnasio tu entrenador/monitor te puede corregir más fácilmente que si entre tú y él/ella hay una pantalla. Las correcciones a través de Internet existen, sí, pero no son tan eficaces como cuando tu instructor te ayuda a tener la postura correcta en vivo y en directo.

 

Organiza tus sesiones

Otra de las razones para las que para nosotros merece la pena volver a entrenar en un gimnasio reside en el hecho de que en un club las áreas de entrenamiento están separadas y perfectamente organizadas en función de si apuestas por trabajar cardio, fuerza o resistencia. De esa forma puedes crear tus propias rutinas e ir cambiando de área según la sesión de fitness que hayas decidido hacer cada vez.
 
En nuestra lista de razones para volver a entrenar en el gimnasio figura otra que tiene mucha importancia a la hora de ser regular. ¿Acaso no has sentido la tentación (incluso has sucumbido a ella) de no hacer deporte porque ‘total, por un día’, o no has interrumpido tu sesión para coger una llamada, ir a por más agua, atender a tu pareja o a tu hij@ mientras has practicado fitness en casa? Seguro que más de una vez. Por eso, si quieres concentración y regularidad asistir a tu club es garantía de éxito.
 
Por todo lo anterior, si tu agenda te permite asistir a tu club, piensa en todas las ventajas de hacer fitness con la presencia real de un entrenador y de personas que se entrenan al mismo tiempo que tú.

 

El poder de lo físico frente a lo virtual

 
Es cierto que ahora Instagram y Facebook están llenos de influencers que publican contenidos y sesiones de entrenamiento que pueden seguirse desde cualquier lugar, y hay centenares de entrenadores que imparten clases vía Zoom y gimnasios que organizan sesiones virtuales a través de sus webs y canales sociales. En Anytime Fitness también hemos tenido esas clases disponibles y de hecho el entrenamiento en remoto es una de nuestras apuestas de presente y de futuro.
 
Pero piensa que el entrenamiento en remoto siempre ha existido y nunca ha sustituido el entrenamiento en vivo y presencial. Ni siquiera lo consiguieron Jane Fonda u Olivia Newton-John con sus por entonces estilosos calentadores en los años ochenta cuando se colaron en muchos hogares con las entonces cintas de vídeo repletas de consejos y sesiones para entrenar.

 

Tic-tac, tic-tac… estamos abiertos o a punto de abrir

 
Si ni siquiera aquellas poderosísimas actrices lograron arrinconar a los gimnasios es porque el ser humano necesita contacto y medirse con otros para mejorar sus marcas y fijarse nuevos retos.
 
¿Sabes cuáles son los tuyos? Te estamos esperando en tu Anytime Fitness. Muchos de nuestros clubes ya han abierto, y los que aún no lo han hecho ya están contando los días. Ven y deja que te cuidemos, busquemos juntos #TuMejorTú y hagamos posible nuestra filosofía del #LetsMakeHealthyHappen

Escrito por
Más entradas de Anytime Fitness

Grasa corporal, ¿para qué calcularla?

Ya hemos hablado en otras ocasiones de la importancia de fijarnos metas...
Leer más